14 agosto 2017

Viajar a la Toscana parte I: Florencia en tres días



Seguro que más de una vez has soñado con viajar a la Toscana, al menos para mí era uno de esos viajes que tenía clavado como una espinita. Pues bien, este año por fin he he podido cumplir este sueño y he visitado Florencia en tres días y recorrido la Toscana y además dos veces en pocos meses. Como todos los viajes que se repiten, cada vez que vuelves descubres cosas nuevas, incluso hasta puede parecer un viaje completamente diferente el uno del otro.

El primero de los dos viajes fue en febrero para asistir a un retiro de fotografía y estilismo culinario, de este viaje os quiero hablar en otro post porque tengo tantísimas fotos que enseñaros que me desviaría del motivo real de este post, que es haceros una guía para visitar la Florencia en tres días, algún hotel para alojaros, qué ver, dónde comer... y algún que otro consejo para vuestra visita exprés.

El segundo viaje fue a principios de julio, en un viaje experiencial maravilloso de la mano de la ginebra Bombay Sapphire. El viaje tuvo como finalidad descubrir la producción, recolección y tradición de algunos de los botánicos que crecen en los campos de la Toscana y dan el toque fundamental a Bombay Sapphire para hacer que su ginebra sea única en el mundo. En unos días colgaré el post del viaje.

Dormir y comer en Florencia

Tanto si vas a visitar Florencia como si pretendes recorrer los campos de la Toscana, mi consejo es que te alojes fuera de la capital. Nosotros estuvimos en un hotel de ensueño Villa Le Maschere, a tansolo 40 km de la ciudad (unos 20 minutos en coche, servicio de transfer gratuito todos los días para ir a Florencia por la mañana y vuelta al hotel por la tarde).

Este hotel, es sin duda uno de los más espectaculares en los que me he alojado en mi vida. Una villa construida a mediados del s. XVI, donde ha dormido el papa Pio IX, el rey Carlo Felice o el mismo Carlo Emanuele IV Rey de Cerdeña. Remodelado varias veces, fue considerada una de las más bellas residencias de la Toscana. Aquí tenéis la historia del hotel, donde además podréis ver fotografías de cómo fue en su día ¡cuánto me hubiera gustado verlo tal cual era!

Hotel Villa Le Maschere (a 20 minutos del centro de Florencia)




Restaurante Locale Firenze (mirad las fotos inferiores y leed el texto con la historia)



Visitad el sótano del restaurante Locale, es un palacio construido en el s.XIII. Un palacio de uno de los diplomáticos más importantes de su época. El sótano es el palacio que existió en 1200, la cocina de servicio y el comedor principal. ¿Por qué en el sótano? Muy sencillo, Florencia se reconstruyó entera y ¡subieron las calles un nivel entero! En las fotos de arriba veréis la sala de lavandería y el horno de 1200. Cuando lo vi, no pude evitar soltar unas lágrimas, la energía que sentí en este lugar no la puedo describir, es como si todas las mujeres que han trabajado durante siglos en esta casa hubieran dejado impregnada parte de su alma en esas paredes.

Y todavía hay más, la bodega del restaurante data de la época en la que se fundó Florencia años 30-15 a.C. De hecho, se ha descubierto recientemente que el edificio entero está situado cerca de un área de muros romanos.










Palacio de los Medici



Dormir
  1. Hotel Villa Le Maschere (este hotel construido en la segunda mitad del s.XVI es uno de los más espectaculares en los que he estado en mi vida
  2. La Quercia Estate (masía típica de la Toscana para alojarte con amigos o no, donde podrás disfrutar de cursos de cocina mientras degustas una botella de su propio Chianti), os hablaré más en mi próximo post.
Comer en Florencia
  1. Locale Firenze (El restaurante IMPRESCINDIBLE para visitar, os he contado un poco de su historia del s.XIII más arriba, si vais, tenéis que pedir que os enseñen el antiguo palacio en el sótano). La comida es exquisita, el servicio impecable y la decoración, habla por sí sola. Tenéis que pedir un cóctel de color lila que cambia según le rota y a veces sale azul, siento no recordar el nombre... La comida, todo merece la pena, la carne la recuerdo impresionante.
  2. Trattoria Cammillo (en pleno centro de Florencia, al lado del Puente Vecchio. De esos restaurantes a los que van los Florentinos, en los que los camareros saludan a sus queridos clientes de toda la vida con besos y abrazos, caro, sí, bueno, buenísimo, pero sobre todo, auténtico, me encantó comer aquí y creo que será un must cada vez que vuelva a la ciudad).
  3. All'Antico Vinaio (recomendado por Valentina Hortus, otro imprescindible, para comer en la calle, street food en estado puro. Igual te toca hacer media hora de cola, si tienes suerte, pero llueva o truene, estés a 40ºC y lleves toda la mañana patándote la galería de los Uffizi, te prometo que merece la pena).
  4. Gustapanino (lo descubrí por casualidad, deambulando mientras llovía a cántaros, sola por Florencia pues nadie me daba de comer pasadas las 14h, ¡menudo descubrimiento! Comí una pasta rellena de calabaza y una esalada ambas de diez, no sé si por el hambre, la lluvia o que me enamoré del ambiente decadente del lugar, la cuestión es que os lo recomiendo, muy mucho)
Comer a las afueras de Florencia (en la Toscana)
  1. Maga Magò en Barberino di Mugello a 40 km de Florencia (restaurante en un pueblito remoto, a 8 minutos en coche del hotel Villa Le Maschere). Es un must, sin duda, decoración muy toscana, luz tenue, una chimenea, velas, la mejor carbonara de mi vida y unas patatas que según Yago eran las mas heavys que había probado antes. No hay web, solo tripadvisor.
  2. Buca di Michelangelo en Caprese Michelangelo (las vistas son espectaculares y la comida deliciosa, muy abundante, típica italiana).
Café en Florencia
  1. Cibreo Caffè (después de visitar el Mercado Sant'Ambrogio Market, un mercado pequeñito de fruta y verdura donde además encontraréis puestecitos chulísimos de antigüedades, es imprescindible parar a tomar un cappuccino en este café bar).
  2. La Ménagére (no nos dio tiempo a tomar nada más que un refresco porque perdíamos el autobús de vuelta al aeropuerto, pero el sitio es espectacular y me quedé con las ganas de hacer fotos allí).
  3. Caffe Giacosa (se dice de este lugar que aquí nació el coctel Negroni. Con una historia que se remonta al 1815, fue lugar de reunión de la alta sociedad florentina, actualmente su dueño es Roberto Cavalli y está al lado de su tienda. Podéis probar sus infusiones herbales, el cappuccino de ginseng o el Caffè de'Medici).
  4. Gelateria Santa Trinita, dicen que de los mejores helados de la ciudad
Qué visitar en Florencia

Imprescindible sacar los tickets al menos una semana antes de vuestra visita, os evitaréis muchas colas, aunque yo no lo hice y mi cola máxima fue de 15 minutos, pero por si acaso, he escuchado barbaridades.
  1. Palacio de los Medici
  2. Ponte Vecchio (construido en 1345, el único puente que sobrevivió los ataques de las fuerzas alemanas durante la Guerra. Si quieres una foto bonita, despiértate antes de que pongan las calles y la tendrás. Sino, te sentirás como en las Ramblas)
  3. Galería Uffizi (como vayas a Florencia y no entres en esta galería, a mí no me hables, jeje)
  4. El Duomo, Santa Maria del Fiore
  5. Jardines Bóboli
  6. Museo Leonardo da Vinci (sobre todo si viajáis con niños, les encantará)
  7. El David de Miguel Ángel (en galería de la Academia, reserva con antelación)
  8. Mercato Centrale

11 agosto 2017

Espárragos con migas, orégano y ajo

Hoy hago un parón en las vacaciones para volver a casa, a trabajar un poquito antes de las vacaciones de verdad, las de los niños, esas para las que hay que ir preparado, con máscaras de buceo en la maleta, pies de pato, sombrillas y una mochila llena de paciencia y sueño extra. De esas que hacen felices a los niños pero que luego nosotros necesitamos vacaciones de las vacaciones. Así que aquí me tenéis, escribiendo esta receta de espárragos baby con migas de pan, orégano y ajo súper veraniega, para hacer en dos minutos y con los niños tocándote las bolingas por la cocina ^_^ ¿existe alguna descripción más maravillosa de la felicidad?

Recipe in English below