28 septiembre 2016

My Burberry Black, el nuevo perfume emblemático de la marca

Mi frasco de My Burberry Black customizado con mis iniciales. Pide el tuyo aquí.
Quienes me conocen saben que mi vida ha sido un ir y venir de trabajos. He sido desde camarera de un restaurante, hasta recepcionista en un hotel, pasando por comercial de masajes a domicilio o diseñadora de webs. Pero el trabajo que más me ha marcado, obviamente después de haber dado con mi pasión verdadera que es la fotografía culinaria, ha sido la de directora de cuentas en una agencia de comunicación llevando marcas de cosmética y perfumes. Desde entonces, los perfumes han formado parte de mi vida de una forma diferente en la que lo hacían antes.

Un perfume no solo es un envase bonito (que sí, lo es, como los vinos), es la magia que hay dentro de ese frasco. Una combinación de aromas, olores, fragancias, que nos regala la naturaleza, para hacer que nos sintamos diferentes cuando nos los echamos, para darnos esa guinda a nuestro look del día o la noche que nos hace sentir todavía más guapas o guapos.

Mi fragancia predilecta desde hace ya 5 años, siempre ha sido una de Burberry, se llama The Beat. Y jamás había conseguido reemplazar con ninguna otra, hasta que descubrí esta otra también de Burberry: My Burberry Black.

15 septiembre 2016

Receta de pan de arroz integral


Aunque soy una apasionada del pan y sobre todo de hacer pan en casa, reconozco que es algo que suele darme bastante pereza, el hecho de depender de unas horas en concreto es algo que no se me da demasiado bien. Soy capaz de dejar el pan en reposo cuatro horas y largarme al gimnasio para luego ir a recoger a mi hijo al colegio y ponerme a hacer recados... así hasta que de repente me acuerdo que tengo un pan reposando desde hace casi doce horas. Y eso si no contamos con el tema del amasado, etc. Así que con esta vida que llevo, lo del pan suelo dejarlo un poco de lado. Por eso, esta receta que os traigo hoy de pan de arroz integral me encanta y estoy segura que a vosotros también os va a gustar, porque no necesita amasado, porque está hecha con arroz integral y harina de espelta, porque se conserva perfectamente y porque está delicioso, ah bueno y porque es sano sanísimo y no te hincha como el pan blanco.

16 agosto 2016

Receta de paella de marisco

 
En este post os doy una receta fácil de paella de marisco, y digo fácil porque me he ahorrado hacer el caldo, algo que confieso suele darme bastante pereza y más teniendo un caldo ya preparado como el que he utilizado para la receta.

Aprovechando que estoy en casa de mi suegra en la isla de Menorca, pensamos en ir un día de mala mar al mercado del pescado en Mahón. No sabéis qué maravilla de mercado, tiene forma circular y todas las paraditas están puestas alrededor del centro donde hay una terraza con mesas para poder degustar platos cocinados con producto fresco del día. Si visitáis la isla, sin duda tenéis que ir a este mercado porque os encantará.

18 julio 2016

Una cerveza, una receta y un viaje para exploradores


¿A quién no le gusta explorar? Explorar mundo, explorar culturas, explorar nuevos sabores, explorar tu propia ciudad… Esa curiosidad por conocer y descubrir mundo, es lo que define a las personas. Por eso os traigo hoy un post especial, inspirado en una cerveza cuyo sabor es el resultado de más de 100 años recorriendo el mundo: Selecta de San Miguel; una cerveza concebida solo para paladares exploradores.

Dicen que de estas expediciones a lo largo de tantos años, se han seleccionado los mejores ingredientes para elaborar esta cerveza. Realmente, cuando la pruebas, descubres su sabor único, cuyo secreto reside en los tres tipos de malta que utilizan y las tres variedades de lúpulo centroeuropeo.

¿Qué tapa recomendaría con una cerveza Premium como Selecta de San Miguel?
Selecta es una cerveza de sabor intenso y explosivo, con un amargor marcado que nos llena la boca de sabores entre los que destacan el de pera, pera en almíbar, higo, manzana, lúpulo, caramelo, pan tostado, regaliz…

Marida a la perfección con platos que combinan sabores agridulces y ésta es la receta que os voy a recomendar para que disfrutéis de una de las mejores cervezas que he probado.



Receta de boniatos con dip de tahini de cúrcuma

Me encanta esta receta como aperitivo para antes de servir una cena en casa. Aunque parezcan fritos (o patatas fritas), en realidad apenas llevan cuatro gotas de aceite, son la versión saludable de las patatas fritas: horneados. Me chifla la combinación del dulce de los boniatos con el amargor de los frutos secos, y el salado de la cúrcuma.

Ingredientes para los boniatos

  • 4 boniatos sin pelar, cortados finamente (como patatas fritas)
  • 2 cucharadas de aceite de coco
  • 1 cucharadita de sal marina
  • Pimienta negra recién molida
  • Una pizca de Cayena (opcional)

Para el dip de cúrcuma

  • 2 cucharadas de agua caliente
  • 2 cucharadas de tahini ecológico
  • 1/2 cucharadita de cúrcuma molido
  • 1/4 de cucharadita de sal marina
  • 1/4 de cucharadita de pimienta negra recién molida
  • 1 cucharadita de sirope de agave o arce

Preparación

  1. Precalentamos el horno a 220ºC
  2. Engrasamos una lámina de papel de hornear con un poco de aceite de coco, mezclamos los boniatos junto con las dos cucharadas de aceite de coco y las especias (sal, pimienta, Cayena…) hasta que se hayan impregnado bien. Colocamos los boniatos sobre el papel de hornear en una bandeja de horno sin solapar unos con otros, solo una capa (sino no nos quedarán crujientes). Si hay demasiados boniatos podemos ponerlos en otra bandeja o simplemente hacer dos tandas de horneado.
  3. Horneamos durante unos 8-10 minutos, les damos la vuelta uno a uno y volvemos a hornear otros 10 minutos. Repetimos el proceso hasta que todos los costados hayan sido volteados (unos 35-40 minutos en total). No os preocupéis si se queman un poquito los bordes, es normal, ya verás qué rico el sabor ;-)
  4. Se pueden consumir de inmediato o bien dejarlos enfriar y conservarlos en un recipiente hermético, solo tendríamos que volver a calentarlos en el horno para tomar calientes.
  5. Preparación del Tahini de cúrcuma:
  6. En un bol pequeño, mezclaremos todos los ingredientes hasta que formen una pasta suave. Podemos añadir un poco más de agua caliente (una cucharada cada vez) hasta que coja la consistencia que te gusta. Se puede conservar hasta una semana en un recipiente hermético.
  7. Servimos como dip con los boniatos y una Selecta de San Miguel bien fría (a unos 5ºC) en una copa tipo cáliz y disfrutamos de esa espuma cremosa mientras percibimos sus aromas.

Y mientras degustáis vuestra Selecta, podéis transportaros al universo que la rodea, saboreando cada rincón explorado por sus creadores y pensando dónde queréis que sea vuestro próximo destino. Después de ver el nuevo anuncio de la Cerveza San Miguel Selecta, me han venido recuerdos de todos los viajes que he hecho a lo largo de mi vida, no todos los que me hubiera gustado pero los suficientes como para poder escoger entre todos un lugar mágico que recomendaros.

Cada viaje, historia, anécdota, descubrimiento, paisaje, vivencia… están guiados por una insaciable voluntad de conocer, explorar, experimentar lo que el mundo entiende por cerveza, cómo la disfruta y la comparte con los suyos y con el mundo.

Mi viaje más explorador fue uno que hice en el año 2006, con 26 añitos, a Patagonia, Argentina. Un viaje mágico en el que descubrí la inmensidad de la naturaleza, haciendo trekkings de 14 horas diarias, escalando montañas y glaciares, bañándome en el río con el agua que baja de un glaciar, cabalgar a caballo durante más de 8 horas… Fue un viaje inolvidable que recomiendo a cualquier amante de la naturaleza, aparte de visitar el Perito Moreno, debéis ir a un pueblito de unos 800 habitantes (por aquel entonces), llamado El Chaltén, una vez allí, encontraréis infinidad de destinos cercanos para hacer trekkings a lagos cuyos colores no son de este mundo, y veréis, si tenéis la misma suerte que yo de no encontrar nubes sobre el Fitz Roy, una mole de piedra maciza cuya silueta junto a el cerro Torre y el Poincenot, forman una trilogía majestuosa de la naturaleza.
El Fitz Roy, era conocido por los autóctonos como Chaltén, que significa montaña humeante, debido a que el 90% del tiempo tiene nubes encima, por eso pensaban que era un volcán. Sin duda, un lugar para visitar todas las veces que se pueda, y al menos una en la vida.


Cuando lleguéis a El Chaltén, caminad hasta el final del pueblo y parad en el bar que lo corona. Preguntad por Pol y decidle que venís de parte de Carolina Ferrer, su sobrina. Y otro día, cuando vuelva a la Patagonia, os contaré toda la historia de mi familia digna de un gran explorador.

24 junio 2016

Bizcocho de bayas con salsa de cáñamo y chocolate blanco






Cuando me imagino el pastel perfecto, siempre pienso en chocolate y frutos rojos, a nivel visual y estético creo que no se me ocurre nada más inspirador para fotografiar. Esta receta de pastel de frutos rojos con salsa de cáñamo y chocolate blanco, hacía siglos que tenía en mente prepararla, hecha con ingredientes buenos, de los que me gustan a mí, sin harinas ni azúcares refinados, sin huevo, sin lácteos...

A pesar de no llevar los típicos ingredientes de un bizcocho normal, el resultado es infinitamente mejor, no sé si es que yo ya me he acostumbrado a no tomar ingredientes refinados como la harina, pero la cuestión es que cuando tomas un pastel de éstos no tienes esa sensación de hinchazón o pesadez que se te queda cuando tomas uno repleto de azúcares y harinas blancas.

El azúcar que utilizo es el azúcar moreno con stevia, el de la marca Sidul por ejemplo está hecho con azúcar 100% moreno y tiene un 50% menos de calorías que el azúcar normal y por supuesto no está refinado. El sabor final para mí es infinitamente mejor que cualquier azúcar blanco, le da un toque a los postres mucho más natural y aromático.




En cuanto a la salsa de chocolate, no os asustéis con lo del cáñamo. Para los que no estéis acostumbrados a utilizar semillas de cáñamo en vuestra dieta, escuchad esto: las semillas de cáñamo contienen todos diez aminoácidos (EAA) y ácidos grasos (EFA) esenciales para mantener una vida saludable, además que tienen un poder saciante que te hará sentirte lleno y satisfecho durante horas. Podéis espolvorear unas tortitas, fruta fresca, ensaladas, la avena en el desayuno, batidos de frutas... o como hoy, ¡en una salsa de chocolate blanco para el pastel!

Receta de bizcocho de bajas con salsa de cáñamo y chocolate blanco

Ingredientes para el bizcocho

  • 300 g de harina de espelta integral (o cualquier otra harina que queráis)
  • 2 cucharaditas de levadura química
  • 1 cucharadita de bicarbonato de soda
  • 1 cucharada de cardamomo molido
  • 1⁄2 cucharadita de sal fina marina
  • 6 cucharadas (90 ml de aceite de coco virgen extra) + extra para engrasar el molde 200 g de azúcar moreno con stevia Sidul
  • 300 ml de leche (la que más os guste, yo uso leche de arroz o de almendras)
  • 1 vaina de vainilla
  • 1 cucharadita de vinagre de manzana
  • La ralladura de dos limones ecológicos
  • 400 g de bayas (moras, grosellas, arándanos, frambuesas...)

Ingredientes para la salsa de cáñamo y chocolate blanco

  • 50 g de manteca de cacao
  • 75 g de semillas de cáñamo
  • 2 1⁄2 cucharadas de sirope de agave o miel cruda
  • 1⁄2 vaina de vainilla abierta por la mitad, sin las semillas (las sacáis y reservamos)
  • 1 pizca de sal marina fina

Preparación

  1. Precalentamos el horno a 180ºC y engrasamos un molde bundt con aceite de coco.
  2. Tamizamos la harina junto con la levadura, el bicarbonato de soda, el cardamomo y la sal. Mezclamos hasta combinar.
  3. Ponemos una sartén antiadherente a fuego medio y mezclamos el aceite de coco, el azúcar, la leche, las semillas de la vainilla, el vinagre y la ralladura de limón.
  4. Mezclamos los ingredientes húmedos junto con los secos hasta que no queden grumos.
  5. Volcamos la mezcla dentro del molde y horneamos hasta que esté hecho, más o menos durante 1 hora o hasta que al clavar un cuchillo éste salga limpio (amí  me gusta que salga un poquito húmedo, pues luego se terminará de cocer al sacarlo del horno con su propio calor y así queda más esponjoso). Sacamos del horno y dejamos que se enfríe por completo antes de desmoldarlo.
  6. Servimos con las bayas y la salsa de chocolate y cáñamo por encima.
Preparación de la salsa
  1. Fundimos la manteca de cacao a baño maría
  2. Lo ponemos en el vaso del minipimer y trituramos junto con las semillas de cáñamo,
  3. la miel o sirope, semillas de vainilla, sal y 112 ml de agua. Trituramos bien a velocidad
  4. alta hasta que quede una textura suave.
  5. Podemos reservar la salsa en la nevera en un recipiente hermético, si se solidifica
  6. podemos volver a ponerla al baño maría. Servimos siempre a temperatura ambiente.



Por último os quiero animar a que participéis en el concurso Sidul que tengo en instagram, ¡es súper sencillo!

15 junio 2016

Receta de polos de yogur con granola



Queramos o no ya tenemos el verano encima. De hecho ha venido así como medio de golpe y con él, las ganas de comer sano, ligero y refrescante, bueno, esto unido a la fantasía de estar bajo un cocotero frente al mar, con esa brisa marina que refresca con solo olerla... ¡PERO NO! estamos en junio, trabajando y pasando calor, blancos cual Iniesta y todavía con esos kilos de más del invierno. Así que mientras le dáis a la fantasía, podéis adueñaros de esta receta de polos de yogur con granola que os acompañará todo el verano en el congelador de casa.

En casa somos unos adictos al yogur, y ahora que hemos pasado de ser dos a ser cuatro, todavía consumimos más. Así que exprimiéndome la cabeza para hacer que los niños comieran sano y a la vez se refrescaran, di con esta receta tan fácil. Estos polos no dejan de ser un bol clásico de yogur con granola pero en versión helada que les chifla a los niños.

Si queréis más recetas de polos o helados, aquí tenéis muchas más ;-)



¡Espero que os guste tanto como a nosotros!

Polos de yogur con granola

Ingredientes para 8 polos

  • 160 g de granola (podéis hacerla casera mezclando copos de avena, láminas de almendra, pipas de girasol o calabaza, coco rallado, canela molida, pizca de sal, pasas, arándanos...)
  • 1 y 1⁄2 cucharadas de sirope de dátiles o miel
  • 560 g de yogur griego

Preparación

  1. Ponemos la granola junto con el sirope o la miel y mezclamos bien con la ayuda de una cuchara. Dividimos en 8 moldes para polos de unos 80 ml de capacidad y presionamos firmemente con una cuchara o con las manos.
  2. Rellenamos cada molde con el yogur, insertamos el palito del polo y congelamos al menos durante 3-4 horas. ¡Ala, a refrescarse y a cuidarser! ¡¡¡ #YoMeCuido !!!

Cuando lo probéis me escribís y me decís qué os parece y acordaros de utilizar el hashtag #Yomecuido cuando hagáis recetas sanas con yogur como ésta ;-)


03 junio 2016

Qué tipo de azúcar debemos utilizar




Una de las premisas que utilizo en mi cocina suele ser la de no cocinar con productos refinados como el azúcar o la harina. Muchos de vosotros me preguntáis cuál es el mejor azúcar para endulzar vuestros postres, así que hoy os diré cuál de todos prefiero y por qué.

En muchas de mis recetas veréis que utilizo endulzantes como el sirope de agave, la pasta de dátiles, a veces la stevia, miel, sirope de arce… Lo primero que debemos saber es que el uso de cualquier endulzante tiene que ver más con una cuestión de placer que con una necesidad, aunque algunos edulcorante contengan vitaminas o minerales, hay otras fuentes como los cereales o las legumbres de donde se extraen de mejor forma. No obstante, debemos saber que existen algunas opciones mejores que otras.

La Stevia es el único edulcorante que podría considerarse saludable, proviene de una planta cuyas hojas proporcionan un sabor hasta 300 veces más intenso que el azúcar, con cero calorías y además beneficiosa para nuestra salud. Lo único que tiene la Stevia es que su sabor no acaba de gustar a todo el mundo, es por esto que no siempre es la mejor opción para preparar una receta. En mi caso no lo utilizo por sí solo casi nunca pues aparte de ser bastante caro, el resultado final en el sabor no es ni mucho menos parecido al del azúcar.

Otra opción que recomiendo es la del azúcar de caña integral, un edulcorante que se obtiene mediante la evaporación del zumo de la caña por calentamiento o liofilización. Es el más saludable de todos los tipos de azúcar que existen pues contiene minerales y vitaminas que se pierden en el azúcar refinado (blanco). El azúcar de caña bueno no es marrón del todo, sino que tiene un color ligeramente tostado y es más húmedo de lo habitual, por lo que se ve en la textura pues se apelmaza con facilidad.

Luego tenemos los siropes y mieles, como el sirope de agave (que ha estado en auge desde hace unos años) pero que cada vez tiene más detractores. La cuestión es que el sirope de agave contiene aproximadamente un 85% de fructosa, lo que es mucho más que el azúcar simple. Otro día os explico bien en qué consiste exactamente. La miel, aunque es un producto natural elaborado por las abejas a partir del néctar de las flores y que contiene vitaminas y minerales, es importante no abusar de ella pues contiene altos niveles de azúcares simples.

Conclusiones

La mayor parte de los edulcorantes, aunque sean naturales, no contienen apenas valor nutritivo y pueden ser perjudiciales para la salud si se toman en exceso; además de aportar muchísimas calorías. Los mejores son la stevia y el azúcar de caña integral, las alternativas naturales que podemos encontrar en el mercado. Hay un producto que descubrí hace poco que es una combinación de ambos edulcorantes: la stevia y el azúcar de caña integral, es de la marca Sidul y creo que es la única que ofrece una mezcla entre azúcar moreno y stevia. Lo que hace que sea mucho menos calórico (uno 50% de calorías que un azúcar moreno normal) y además tiene el sabor y aroma del azúcar de caña integral. Pronto haré una receta con él para que veáis que realmente se pueden hacer pasteles con la mitad de calorías y que estén igual de deliciosos. Yo lo compré en el Carrefour que tengo al lado de casa y creo que a partir de ahora será el único edulcorante que utilizaré para mis postres.