14 de abril de 2014

Tarta roja

Cuando mi madre me pidió que le hiciera una tarta roja para regalar a su mejor amiga, lo primero que pensé fue en una red velvet aunque tras darle varias vueltas acabé decidiéndome por hacer una tarta roja de fondant y ponerle una flor de azúcar hecha por mí. Aunque hacía siglos que no tocaba fondant (bueno, en realidad casi no lo he hecho, jeje), sabía que era la opción más bonita y vistosa para lo que me había pedido mi madre.

Como últimamente voy muy de bólido con miles de cosas (entre mi web de diseño de blogs, mis colaboraciones para distintos blogs, mi hijo, una mudanza y miles de cosas más), se me ocurrió probar a pedir el pastel ya hecho y forrado con fondant para poderlo decorar yo a posteriori. ¿Y quién mejor que Suggart, uno de mis sponsors para encargarle una tarta de fondant?

Lo cierto es que aluciné con como lo tienen organizado, te envían el pastel, del sabor y relleno que escojas ya forrado con fondant, además forrado perfecto y puesto de tal forma dentro de la caja que es imposible que se muevan y estropeen. Encargué dos pisos, uno ficticio (es decir, un dummie forrado con fondant y otro con bizcocho relleno de toffee-caramelo).

tartas de fondant

Puesto que esta vez tenía todo el tiempo del mundo para decorarlo, me decidí a hacer esta maravilla de rosa de azúcar que aprendí en un curso con Cotton & Crumbs. Tenéis el tutorial completo en este post que escribí para María Lunarillos.


Para las cenefas, utilicé un molde que compré en Estados Unidos, una de las compras más bonitas que he hecho en cuanto a repostería creativa se refiere. Son unos moldes de silicona para hacer cenefas, uno de los que utilicé tiene el efecto de una cinta de costura y el otro de una cuerda. Para hacerlos mezclé mitad fondant blanco con mitad pasta de goma (si lo hubiera hecho todo con pasta de goma luego se seca enseguida y al cortar el pastel se rompería). Para que no se despegue pongo un poco de maizena en el molde y luego pongo la mezcla de fondant y pasta de flores presionando bien para que se quede bien marcado, espero unos minutos a que se endurezca un poco para que sea más fácil extraerlo y lo engancho enseguida al pastel con un poco de pegamento comestible. Luego lo pinté con esta pintura dorada comestible.


cenefas fondantpintar flor de azucar

tutorial rosa de azucar
Para hacer la rosa, como os he explicado antes, hice la misma flor que en el tutorial de Lunarillos. Luego la pinté con polvos de diferentes colores y le hice un reborde con la misma pintura dorada del borde de la tarta. Y el resultado aquí lo tenéis: ¡una tarta roja ultra kitsch!

pastel rojo
torta roja
Tarta de bizcocho relleno de toffee de Suggart (tartas de fondant).

11 de abril de 2014

Cómo hacer huevos de pascua de chocolate



Esta semana he recibido un par de llamadas de amigos pidiéndome si podía hacer una mona de pascua para sus ahijados, me han dicho que todo lo que encontraban en las pastelerías era, además de excesivamente caro, no encontraban nada que no fuera ni excesivamente disney ni excesivamente cursi. Así que pensé en
cómo hacer huevos de pascua de chocolate bonitos y una de las pocas personas que podría enseñarme a hacerlo perfecto, además de precioso, era Alicia Piguillem de The Sweet Garage.

Alicia nos explica el porqué debemos atemperar el chocolate antes de hacer formas con él. Además nos explica varios métodos para atemperar chocolate para que podáis hacerlo en casa con los utensilios que tengáis a mano, sólo necesitáis una buena cobertura de chocolate (también sirve chocolate para fundir pero obviamente el resultado no será el mismo).

¡Esperamos que os guste!
Besos chocolateros,
Ali y Caro

como-hacer-huevos-de-pascua-de-chocolate
huevos de chocoalte

huevo pascua chocolatecomo atemperar chocolate blanco

4 de abril de 2014

Galletas de brownie rellenas de frosting de dulce de leche malagueño

Como dije el otro día, esta semana me ha dado por los brownies, empecé por los trucos sobre cómo hacer brownies y una receta trampa de brownies de oreo. Pues bien, hoy vamos con una receta muy muy bestia, de verdad, muy mucho: galletas de brownie. Ya sabéis que yo no suelo comer todo lo que preparo, lo pruebo, eso sí, me chifla, pero me contengo lo que puedo. Pero con estas brownie cookies (como dirían en inglés), me ha resultado imposible.

Mientras hacía la masa, toma lametazo, recién sacaditas del horno ¡auch que me quemo! mientras hacía las fotos, me chachis que ya no tengo tres galletas (no sé si sabéis que una de las teorías en fotografía es que si hay 3 elementos para fotografíar siempre quedan más bonitos que dos o cuatro); mientras editaba las fotos, sí sí, han caído dos más... total, que me he jurado no volver a hacerlas nunca más, jeje.


A lo que vamos, estas galletas son muy bestias de buenas que están, cumplen todos los requisitos de un brownie pero no dejan de ser unas galletas, en realidad son más brownies que galletas pero la pinta a galleta la tienen. Por eso las he llamado galletas acomplejadas.

Esta semana he tenido el placer de asistir a la feria de Alimentaria 2014, hacía unos cuatro años que no iba y la verdad que tenía muchísimas ganas de volver, ¡a quién no le gusta degustar los mejores quesos, vinos, jamoncito y aceitunas de nuestro país! Además, tuve la suerte de ir invitada por Sabor a Málaga, cuya embajadora fue Lola del blog Loleta, a quien ya tenía muchísimo cariño antes de conocerla pues había hablado con ella gracias a nuestras colaboraciones con BRA. Lo cierto es que le tengo un cariño especial a Málaga, no sé si sabéis que yo estudié Dirección Hotelera en Marbella (vale, sé que se considera algo aparte de Málaga) pero es que pasé 3 años de mi juventud allí y muchos días los pasé en Málaga, no os engañaré, gran parte del tiempo lo pasé de juerga pero oye, ¡viva Málaga y su gente y su comida! Muchos de los chefs de la universidad eran malagueños, de hecho mi famosa tortilla de patatas me la enseñó a hacer una señora malagueña, algún día os enseño sus trucos ;-).

En el stand de Sábor a Málaga nos dieron a probar productos de la tierra, aluciné pepinillos con todos los productos, probé el mejor aceite de oliva virgen extra de mi vida, las olivas chupadedos, un queso de cabra en aceite de oliva, una cerveza de caña de azúcar, y mucho más... Me quedé alucinada con el mango de Málaga, ¿sabéis que Málaga es el único sitio en Europa que produce Mango? pues sí señores, lo es. Hay una zona tropical donde crecen estas frutas exóticas tan deliciosas.

La principal ventaja que tienen los mangos producidos en España con respecto a los importados es el tiempo que transcurre desde la recolección hasta que llega al consumidor. Los producidos en España sólo pasan unos días en cámaras frigoríficas hasta que llega al consumidor, sin embargo los mangos procedentes de Sudamérica o India pueden pasar semanas. 
 Así que ya sabéis, siempre que encontréis mangos de Málaga o de África o Sud América, no lo dudéis ni un instante, aparte de estar fomentando el negocio en nuestro país, estaréis comiendo mangos que han madurado en el árbol, algo que resulta infinitamente más sabroso y saludable.

Bueno y el ingrediente indispensable para mi receta de hoy: el dulce de leche. Nos regalaron un bote de dulce de leche artesanal hecho en España con la receta tradicional argentina: dulce de leche La Gran Abuela, ¡OMG qué bueno está! mi hijo y yo le hincamos el dedo antes de meterlo en la receta, Lucas no paraba de decir: ¡quiero más mami, otra más pó favó!



Vale, ya dejo de enrollarme, que sé que estáis esperando la receta como agua de mayo, así que allá voy:










Receta de galletas de brownie rellenas de frosting de dulce de leche malagueño

Ingredientes para 12 galletas


350 g de chocolate negro picado con un cuhillo (no mucho)
40 g de mantequilla
2 huevos
150 g (2/3 de taza) de azúcar extrafino (caster sugar, yo lo muelo 10 segundos en la thermomix o molinillo)
1 cucharadita de extracto de vainilla
35 g (/1/4 de taza) de harina de todo uso (tamizada)
1/4 de cucharadita de levadura química en polvo tipo Royal (tamizado junto con la harina)

Frosting de dulce de leche malagueño

100 g de mantequilla reblandecida
100 g de azúcar glas
200 g de queso crema tipo Philadelphia
2 cucharadas de dulce de leche de Málaga


Paso 1

Precalentamos el horno a 180ºC (350ºF). Ponemos 200 g del chocolate junto con la mantequilla en una sartén pequeña antiadherente a fuego bajo y removemos bien hasta que se hayan deshecho. Reservamos fuera del fuego.

Paso 2

Ponemos los huevos, azúcar y vainilla en el bol de nuestro robot de cocina o en un bol que utilicemos para batir (en caso de no tener robot de cocina). Batimos con las varillas eléctricas (a mano también se puede, pero os aviso, debéis estar entrenados), durante unos 15 minutos a velocidad alta. Sí sí, 15 minutos, como habéis oído, se montarán los huevos ligeramente, ya veréis que irán adquiriendo una textura esponjosa (para nada parecido a las claras montadas), también blanquearán bastante y pasarán del color amarillo huevo a un color crema pálido.

Paso 3

Paramos de batir y con la ayuda de una espátula añadimos la harina y levadura (tamizados previamente) y la mezcla del chocolate y mantequilla (empezamos añadiendo una cucharada, removemos bien y añadimos el resto). Agregamos el resto del chocolate. Dejamos reposar 10 minutos.

Paso 4

En nuestra bandeja de horno pondremos papel de hornear o un tapete de silicona. Pondremos bolas de la masa (la medida debe ser de una cucharada bien llena, nada de cucharadas rasas). Las ponemos tal cual sobre el papel o tapete dejando espacio entre cada galletas, yo hice 3 tandas de horneadas para asegurarme que no se pegarían las unas a las otros una vez expandidas en el horno.

Paso 5

Horneamos durante 8-10 minutos o hasta que haya "explotado" y se hayan "roto" (si veis en mis fotos las galletas tienen como grietas, pues eso. Dejamos que se enfríen en la misma bandeja.

Frosting de dulce de leche malagueño

Batimos la mantequilla  con las varillas (o en la thermomix con la mariposa) durante 1 minuto o hasta que esté muy blanda, en la thermomix podéis poner la opción de calentar a 37ºC durante este minuto, no os asustéis si se os derrite un poco, eso es bueno! Añadimos el azúcar glas y seguimos batiendo (esta vez sin temperatura en la thermomix) durante unos 3 minutos más. Añadimos el queso (recién sacado de la nevera) y batimos unos 30 segundos más o hasta que se haya mezclado bien. Agregamos las cucharadas de dulce que queramos, ¡no hay máximo!

Rellenamos las galletas y... ¡ya me decís qué os han parecido! ¡yo me voy a zampar otra ya mismo!




Receta adaptada de las galletas de brownie de Donna Hay (la receta original lleva frosting de mantequilla de cacahuete).

2 de abril de 2014

Brownie de oreo. Receta fácil (y trampa)


En el post de ayer os enseñé la receta de brownie clásica y los trucos para conseguir brownies perfectos. Además, os prometí que esta semana se la dedicaría a este postre tan maravilloso y quizás algo desconocido en nuestro país: EL BROWNIE, así, en mayúsculas!

Hoy os traigo brownies de oreo, pero ojo, vienen con una pequeña trampa. Estos de la foto no los he hecho yo, bueno, sí los he hecho yo pero con un preparado que se compra en el supermercado (aunque a mí me lo mandaron a casa en mi caja mensual de Degustabox).

Estos brownies de oreo están hechos con el preparado de postres Royal, aunque me he permitido el lujo de cambiar ligeramente la receta. En lugar de hacerlos con mantequilla, la he sustituido por aceite de oliva, así, por la cara. ¿Cuál fue el resultado? pues unos brownies de oreo deliciosos!

Otra cosita que he hecho ha sido darles una forma diferente, puesto que no tenía moldes pequeños, se me ocurrió que los podía meter en mi bandeja de horno para cupcakes, sin saber muy bien cuál sería el resultado... pues bien, podéis comprobarlo vosotros mismos: una preciosidad de brownies, además se hacen un plis y están divinos!



Receta de brownies de oreo Royal (aunque lo ponga en el paquete, os pongo la versión con aceite de oliva adaptada)

  • 80 g de aceite de oliva suave
  • 25 ml de agua
  • 1 huevo
  • El contenido del paquete de brownie con oreo Royal
  1. Precalentamos el horno a 150ºC. Mezclamos el agua, el huevo y el aceite de oliva, agregamos el contenido del paquete y removemos.
  2. Untamos la bandeja para cupcakes con mantequilla e introducimos la masa.
  3. Horneamos durante unos 30 minutos (menos de lo que indica en el paquete pues los moldes son más pequeños), es imporante que comprobéis si están hechos introducinedo un cuchillo o palillo en el brownie, éste debe salir húmedo (no empapado) pues si sale seco es que nos habremos pasado de cocción. Recordad este post donde os digo cómo hacer brownies.




31 de marzo de 2014

Receta del brownie clásico


Esta semana me ha dado por hacer brownies, sí sí, muchos brownies, con diferentes recetas. Si es que es un postre tan sumamente fácil de preparar (mil veces más fácil que un pastel o bizcocho) que todavía no me explico cómo no lo había hecho para el blog. La receta del brownie clásico lleva únicamente azúcar moreno, huevos, harina, chocolate y mantequilla.

Luego existen infinidad de versiones de brownies que os pienso enseñar a lo largo de esta semana, pero hacedme caso, ésta es, sin duda, la receta de brownie que os dará un resultado excelente, he visto en algunos blogs, brownies que parecen bizcochos... un brownie debe tener una capa cruijiente por fuera y ser extra húmedo por dentro.

Antes de daros la receta de brownie clásica, os explicaré algunos tips para que sepáis cómo hacer brownies perfectos:

Trucos para conseguir brownies perfectos


¿Cómo hacer que los brownies sean ultra esponjosos?


Probad a hacer la receta con harina de fuerza en lugar de harina normal, puesto que esta harina tiene más cantidades de gluten, hará que quede una masa más elástica y esponjosa. Debemos mezclar durante más rato la masa (durante varios minutos) para asegurarnos de que se forme el gluten.


¿Es necesario añadir nueces a la receta de brownie?


No, de hecho en esta receta de brownie clásica no le he puesto nueces, pero a la misma receta podéis añadírselas pues es bastante habitual encontrarse brownies con nueces, de hecho casi que cuando hablas de brownies clásicos, éstos llevan nueces. Cambiará ligeramente la textura pues sin nueces será todavía más esponjoso.


¿Cómo hacer para que los brownies no parezcan un pastel y sean más húmedos y densos?


El truco es la cantidad de harina que se utiliza en la receta. Cuanta menos harina, menos aireados y más densos y húmedos quedarán.


¿Cómo saber si el brownie está hecho?


A diferencia con un pastel o bizcocho normal, al comprobar el brownie con un cuchillo, éste debe salir húmedo, si está limpio, es que nos hemos pasado de cocción en el horno. Deben quedarse algunas migas húmedas en el cuchillo o palillo cuando comprobemos. Si nos pasamos de un par de minutos podemos encontrarnos con un brownie reseco y bastante malo.


¿Cómo hornear los brownies?


Es importante que el molde que utilicemos sea de metal y esté cubierto por papel de hornear. Primero untaremos de mantequilla todo el molde y luego pondremos el papel de hornear dentro (se enganchará a la mantequilla).


¿Cuánto tiempo deben enfriarse los brownies?


Muy fácil: hasta que estén fríos! jeje, ahora en serio, con unas 3 horas fuera de la nevera bastarán. Lo importante es que esperemos hasta que estén a temperatura ambiente para cortarlos.


¿Cómo hacer cortes perfectos en los brownies?


Según Martha Stewart, ella utiliza un cuchillo de sierra y empieza "serrando" la costra de fuera y una vez la ha traspasado, clava el cuchillo hasta el fondo. Para hacer los siguientes cortes, pone el cuchillo bajo el grifo de agua caliente.


¿Cómo conservar los brownies?


Envueltos en papel film, fuera de la nevera, aguantan de dos a cinco días. Mejor guardarlos sin cortar. Los brownies se pueden congelar envueltos en papel film, aguantarían unos 3-6 meses.




Ahora sí, vamos con la receta clásica de brownies

Receta del brownie clásico

Ingredientes para unas 8 personas
400 g de chocolate negro, picado
250 g de mantequilla
350 g de azúcar moreno
6 huevos "L"
150 g de harina normal (o harina de fuerza: leer más arriba)

Cómo hacer brownies

Primer paso (200 g de chocolate + 280 g de mantequilla)

  • Precalentamos el horno a 180ºC.
  • Ponemos la mitad del chocolate (200 g) junto con toda la mantequilla en una sartén a fuego lento y removemos hasta que se hayan fundido.
  • Dejamos que baje ligeramente la temperatura.

Segundo paso (350 g azúcar moreno + 6 huevos + 150 g harina)

  • Ponemos el azúcar, los huevos y la harina en un bol junto con la mezcla de chocolate y removemos hasta que estén bien mezclados.

Tercer paso (200 g de chocolate negro picado)

  • Añadimos los trozos de chocolate a la mezcla anterior y la mezclamos.
  • Engrasamos con un poco de mantequilla un molde de metal de 20 x 30 cm y lo forramos con papel de hornear.
  • Volcamos la mezcla en el molde e introducimos en el horno durante unos 30-25 minutos o hasta que al pinchar con un cuchillo o palillo éste salga húmedo aunque no mojado del todo, (mirar los trucos para brownies más arriba).

Cuarto paso

  • Dejamos que se enfríe en el molde (unas 3-5 horitas), desmoldamos y cortamos con un cuchillo (ver más arriba trucos de cómo cortar el brownie).
Aquí tenéis la vídeo receta del brownie: