22 de octubre de 2014

Cómo hacer tortelloni


Siguiendo con la intención de hacer más recetas saladas, hoy vengo con ésta receta para hacer pasta casera y además os enseño cómo hacer la forma de los tortelloni.

La receta para hacer pasta fresca casera es la misma que podéis utilizar para cualquier pasta, yo uso sémola de trigo duro, es lo que me enseñó mi profesora de cocina italiana y es como más me gusta.

¿Sabéis que la pasta casera es un clásico de las regiones de Parma, Modena y Bologna? Es un clásico ver a señoras grandotas estirando la pasta con un rodillo gigante y extendiéndola en finísimas láminas con el mismo esfuerzo con el que yo hago un globo con un chicle, es decir, sin ni siquiera pestañear. A estas señoras de las llama "resdore" (una palabra utilizada en el dialecto de la zona).

El relleno que utilicé para esta receta es de ricotta y parmesano, mañana os pongo la receta exacta ;-)

Sémola di grano duro (de venta en tiendas especializadas italianas o en supermercados  habituales en marcas españolas)

Receta de pasta fresca

  • 200 gr de sémola de trigo duro
  • 200 gr de harina trigo
  • 4 huevos (ecológicos si puede ser)
  • Una pizca de sal
Extra
  • Clara de huevo para pegar los tortelloni

Cómo hacer tortelloni

  1. Amasamos la harina de trigo junto con la sémola, los huevos y la sal. Dejamos reposar media hora tapada con un paño de cocina limpio. Preparamos el relleno y reservamos.
  2. Extendemos la masa con un rodillo y luego lo pasamos por la máquina para estirar la pasta (si no la tenemos, pues utilizamos el rodillo, como buenas resdores que podemos ser, con nuestros brazos de señoronas de la casa :P
  3. Si tenemos máquina de pasta la estiraremos hasta el número 7 de grosor.
  4. Una vez estirada cortamos cuadrados y ponemos una bola tamaño de nuez de relleno en el centro del cuadrado.
  5. Batimos la clara de huevo y con la ayuda de un pincel o con la yema de los dedos bien limpios, pasamos un poco de clara por los bordes del cuadrado de pasta.
  6. Doblamos la pasta en un triángulo.
  7. Doblamos el triángulo por la parte ancha haciendo un pequeño pliegue hasta la mitad.
  8. Cogemos las dos puntas y las enganchamos la una con la otra poniéndoles un poco de clara huevo para que se peguen.
  9. Cocemos los tortelloni en abundante agua salada durante unos 7 minutos o hasta que estén al dente (dependerá del grosos que le hayáis dado).

15 de octubre de 2014

Crema de calabaza y boniato a la vainilla


Seguramente estéis pensando, ¿qué hace ésta poniendo una receta de crema de calabaza y boniato cuando hasta ahora sólo pone recetas dulces? Bien, pues cuando creé mi blog éste empezó siendo un blog de recetas saladas y dulces pero poco a poco se fue orientando a la repostería y allí se quedó. Hubo una época en la que me dedicaba a hacer pasteles decorados por encargo pero decidí que no era lo mío (después de una inversión un poco absurda en cursos de fondant y material que jamás volvería a utilizar...).

Más adelante fui desarrollando mi afición por la fotografía, cosa que llevaba practicando desde niña, siempre ayudando a mi padre con su cámara, interesándome por cómo disparar con aquella reliquia que tenía (no me preguntéis cuál era porque no sabría decirlo :(... así que decidí que cocinar postres y fotografiarlos era lo que más me satisfacía peeeeero, peeeero, llevo tiempo dándole vueltas a la cabeza y como apenas como dulces, para mí es muy difícil estar publicando cada semana uno o dos posts de un pastel, por eso he decidido que voy a aprovechar que tengo formación como cocinera (estudié tres años en la universidad suiza de dirección hotelera Les Roches) y de vez en cuando compartiré con vosotros algunas de las recetas que más me gustan, intentaré que sean originales y diferentes, además de bonitas (eso siempre!).

Y ahora vamos con esta receta que descubrí en un libro que me regaló mi cuñada con recetas originales para niños (lo siento pero tampoco recuerdo el nombre y desapareció durante mi última mudanza).

La receta es de crema de calabaza con boniatos (probablemente la hayáis escuchado e incluso probado alguna vez) pero esta vez lleva un toque especial y diferente: ¡la vainilla! y diréis ¿cómo? pues sí señores, ¡probadla y me decís porque es una combinación deliciosa! No solemos estar acostumbrados a la vainilla en recetas saladas, quizás si lo pensáis os imaginéis un sabor extraño. Nada más lejos de la realidad. La vainilla, tal como la utilizamos en esta receta de crema de calabaza y boniatos, le da un aroma suave y cálido contrastado con la fuerza de la calabaza.

Receta de crema de calabaza y boniatos a la vainilla

Ingredientes para 4 personas
  • 2 puerros
  • 1 diente de ajo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 800 g de calabaza
  • 3 boniatos naranjas (no blancos)
  • Agua o caldo de verduras (puede sustituirse por agua + cubito de caldo)
  • 150 ml de leche desnatada (también podéis poner creme fraiche)
  • Zumo de medio limón
  • 1 vaina de vainilla
Elaboración
  1. Pelamos la calabaza y los boniatos. Quitamos las pepitas de la calabaza y la cortamos a dados muy pequeños, hacemos lo mismo con los boniatos.
  2. Echamos una cucharada de aceite de oliva en una cacerola grande y sofreímos el puerro junto con el ajo hasta que estén transparentes a fuego muy bajo.
  3. Añadimos la calabaza y el boniato y sofreímos durante unos 10 minutos con la olla tapada.
  4. Añadimos el caldo (o agua y pastilla de caldo) hasta cubrir las hortalizas, salpimentamos ligeramente.
  5. Abrimos la vaina de vainilla haciendo una raja por toda su longitud y pasamos un cuchillo para retirar los granos por completo. Ponemos la vaina en la cacerola y llevamos a ebullición.
  6. Tapamos y dejamos cocer a fuego medio durante unos 20 minutos o hasta que la calabaza esté bien hecha.
  7. Retiramos del fuego y sacamos la vaina de vainilla.
  8. Si vemos que ha quedado mucho líquido lo sacamos y lo reservamos por si luego nos quedara demasiado espesa (siempre será mejor que falte un poco y estemos a tiempo de añadirle un poquito más después).
  9. Añadimos la crema de leche y el zumo de limón y batimos. Si queda muy espesa, le añadimos un poco de caldo que nos ha sobrado. Si ha quedado demasiado líquida, podemos hervir otro boniato o una patata y lo añadimos a la crema batiendo de nuevo.
  10. Podéis añadirle un chorrito de leche de choco para terminar y decorarla con unas hojitas de albahaca, menta o perejil.


10 de octubre de 2014

Recetas con chocolate


Para los que me seguís en mi página de facebook o en instagram, ya sabréis que hace un par de semanas que colaboro con la página de chocolate online El Árbol del Cacao para quien hago recetas con chocolate.

Os invito a que me sigáis en su blog, además de recetas también iré poniendo curiosidades e historia sobre el chocolate. Ah y para los seguidores en facebook habrá muchas sorpresas, entre ellas muy pronto un sorteo, ya no digo nada más ;-)

Os pongo algunas fotos de las dos últimas recetas que he publicado: de panna cotta de chocolate blanco y tarta de chocolate con merengue de chocolate. ¡no sé con cuál de las dos me quedo! con la panna cotta por fácil, rápida y resultona y con la tarta de merengue de chocolate por su originalidad y textura ;-) ¿y vosotros, con cuál os quedaríais?

Os dejo sus enlaces por si queréis seguirme en sus páginas:
Tienda de chocolate online: www.elarboldelcacao.com
Blog de recetas de chocolate: www.blogelarboldelcacao.com
Facebook de El Árbol del Cacao
Instagram El Árbol del Cacao
Twiter

Panacotta de chocolate blanco




Tarta de chocolate con merengue de chocolate




6 de octubre de 2014

Tarta de cumpleaños de estrellas


Hace un par de semanas, uno de los mejores amigos de mi hijo cumplía 4 años, su madre, Sara del blog Etoile No.5 me pidió si podía prepararle el pastel. Por si no conocéis su blog, si le echáis un vistazo veréis que es una loca de las estrellas, de eso va su blog y como no, la fiesta (que era para sus tres hijos que cumplen años casi a la vez), tenía como temática las estrellas.

No hizo falta que me dijera mucha cosa sobre cómo quería que fuera el pastel, sé que su gusto es parecido al mío así que le di vueltas a la cabeza y con un par de fotos de cositas que había preparado para la decoración de la fiesta, se me ocurrió hacer esta tarta de estrellas.

Preparé un pastel de chocolate con esta receta: receta de pastel de chocolate de infarto y lo rellené de ganache de chocolate entre un piso y otro y con frosting de queso.

Las decoraciones de estrella doradas las hice con pasta de flores mezclada con fondant al 50%, una vez secadas las pinté con pintura dorada comestible y las espolvoreé con purpurina dorada comestible, la técnica es exactamente igual que la que utilicé para hacer estas galletas doradas en el enlace tenéis un vídeo tutorial en el que enseño cómo se hace).

Os dejo con las fotos de la fiesta de estrella que hablan por sí solas, una crac mi amiga Sara que lo hizo todo ella solita, ah, aquí os dejo el tutorial para hacer las casetas.

25 de septiembre de 2014

Sangría de cava. Receta de mi abuelo y sorteo

sangria de cava
* Recipe of Sangria in English at the bottom of the post.

Es posible que penséis que la sangría es una bebida típica para el verano, pues no señores, al menos en mi casa no lo es. Mi abuelo solía preparar sangría todos los domingos cuando íbamos a tomar el aperitivo a su casa de Calella de Palafrugell.

¿Sabéis por qué se le llama sangría a la sangría? porque tiene color de sangre, por eso si no lleva vino tinto, entonces no debería llamarse sangría (sino cóctel). La receta de sangría clásica suele hacerse únicamente con vino tinto pero mi abuelo, como buen catalán que era, le añadía siempre cava (y si tenía brandy o coñac también le caía un chorrito).