13 abril 2016

Tostada de aguacate y huevo poché

El 99% de los días laborales como y ceno delante del ordenador, es lo que tiene ser autónoma, que esto de sentarse a la mesa relajadamente y disfrutar de lo lento es como una utopía. Por eso cada día más, tiro de platos fríos, casi todos crudos, que me lleven poquito rato de preparación. Esta tostada de aguacate y huevo poché que os enseño hoy es muy sencilla, pero no por ello menos rica.

Aunque me encantaría tener más tiempo para hacer mi propio pan (creo que mi media está en unas cuatro veces al año), acabo de descubrir un pan delicioso: The Rustik Bakery, seguro que habéis visto el anuncio en la televisión en el que salen mis compañeros Loleta, Xaber, Gonzalo d’Ambrosio y el panadero Daniel Jordà.

Este pan es especial porque está hecho con masa madre, algo que hacen los panaderos de toda la vida y que le da al pan una textura más esponjosa, mejor sabor y aroma, además que ayuda a que se conserve durante más tiempo, lo que le permite no utilizar conservantes y ser 100% natural. El proceso de elaboración es el que manda un buen pan: mezclar, amasar, fermentación lenta, doble reposo, horneado…


 

Tostadora de Russel Hobbs



Además hay tres variedades de hogazas, la de masa madre a secas, masa madre y cereales la de masa madre y aceitunas. Mi favorito y el que he utilizado para esta receta es el de masa madre y cereales.

Tostada de cereales con aguacate y huevo poché

Ingredientes para una persona
  • Pan Masa madre con cereales de The Rustik Bakery
  • 1 aguacate
  • 1 rabanito
  • 1 huevo muy muy fresco (del día mejor)
  • Lima
  • Berros
  • Semillas de calabaza
  • Semillas de sésamo
  • Psyllium Husk
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal rosa del Himalaya
Preparación
  1. Ponemos una olla con agua, sal y un chorro de vinagre a hervir.
  2. Cortamos el rábano en láminas muy finas y reservamos.
  3. Cortamos el aguacate deshuesado en rodajas y aliñamos con un poco de lima exprimida, reservamos a un lado.
  4. Cuando el agua empiece a hervir, rompemos el huevo y lo tiramos en una taza, bajamos el fuego al mínimo y con una cuchara removemos enérgicamente para que se forme un remolino en el centro, echamos el huevo desde la taza con cuidado dejando que el remolino del agua haga que la clara envuelva a la yema. Dejamos un par de minutos para se haga a fuego suave y retiramos con una espumadera.
  5. Podéis tostar la rebanada o dejarla tal cual, a mí me va a días según me apetezca más o menos crujiente. En cualquier caso está delicioso igual ;-)
  6. Colocaremos los berros sobre la tostada, luego el aguacate, las láminas de rábano, el huevo poché y todo lo que queráis echarle, en mi caso siempre añado semillas de lino molidas, sésamo, calabaza, psyllium husk o lo que me encuentre. También podéis poner germinados (aquí os explico cómo se hacen germinados en casa).
  7. Aliñamos con un poquito más de lima, aceite de oliva virgen extra, sal gruesa molida y un poco de pimienta.
¡A mí me encanta acompañarlo de una cerveza bien fresquita! Y si os da pereza prepararos vuestros propios desayunos de cuchillo y tenedor, no os perdáis mi nuevo post en Solaris by Me aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario