11 julio 2011

Dhal de lentejas rojas con leche de coco y quinoa


Si combinamos las lentejas con un cereal, éstas proporcionarán una proteína de calidad igual equiparable a la de la carne.

Un poquito sobre las propiedades de las lentejas
La lenteja, nativa del suroeste de Asia, es una planta muy cultivada en las regiones templadas, económica y de fácil conservación.


La lenteja es un alimento con una alta concentración de nutrientes. Los hidratos de carbono, formados fundamentalmente por almidón, son los más abundantes. Sus proteínas vegetales, aunque en buena cantidad, son incompletas, puesto que son deficitarias en metionina (aminoácido esencial). En cambio, si las combinamos con cereales como el arroz, la quinoa, la sémola, el bulgur... alimentos ricos en dicho aminoácido, se convierten en proteínas de alto valor biológico, equiparable a las de proteínas de origen animal. El contenido en lípidos es muy bajo. El aporte de fibra, es muy bueno aunque inferior al de otras legumbres.

Son ricas en vitaminas B1, B3 y B6, además de ricas en ácido fólico. Abunda el zinc y el selenio, pero sobre todo son sumamente ricas en hierro (hay que decir que el hierro vegetal siempre se absorbe peor que el de origen animal). El selenio es un mineral antioxidante que protege a las células del organismo humano de la oxidación provocada por los radicales libres.

Qué tienen de bueno las lentejas
Buena para quienes que padecen diabetes: los hidratos de carbono son complejos, es decir, de absorción lenta, por lo que la glucosa pasa a la sangre de forma progresiva sin originar picos de glucemia.
Poder saciante: gracias a su contenido en fibra, la absorción de los hidratos de carbono es lenta y mejora el tránsito intestinal.
qué tienen de malo las lentejas y cómo solucionarlo
Son flatulentas: esto es por la fibra y los oligosacáridos indigeribles del interior del grano. Si se toman como puré se reducen las molestias. Igual que los garbanzos, si les quitas la piel o las pasas por el chino, este incómodo malestar se reducirá bastante.
El hierro de las lentejas es de difícil absorción: el hierro de las lentejas es no hemo, o sea, de difícil absorción por el organismo. Para mejorar el aprovechamiento de este mineral se puede acompañar o aliñar las lentejas con vitamina C que facilita su absorción (un chorrito de limón por ejemplo) o un postre de fruta rica en esta vitamina: kiwi, fresas, melón, etc.

Y ahora sí, os dejo aquí la receta de este plato Indú, para introducir un plato asiático a vuestro bebé y que empiece a saborear los aromas del mundo. Enriquezcamos el sabor de nuestros hijos!!!


Receta de dhal de lentejas rojas

Ingredientes

* 300 ml de lentejas rojas
* 4 tomates maduros
* 4 zanahorias
* 250 ml de leche de coc
* 1/2 cucharadita de aceite de oliva virgen extra
* 1 cucharada de tomate concentrado
* 1/2 cubito de caldo de verduras ecológico
* 1 cucharadita de cúrcuma
* 1/2 cucharadita de comino
* 1/2 cucharadita de jengibre molido
* 1 ajo

Pasos
* Lavamos y pelamos las zanahorias y los tomates. (para pelar bien los tomates podemos sumergirlos durante 20 segundos en agua hirviendo, inmediatamente pasarlos por debajo del chorro de agua fría - la piel saldrá fácilmente al pelarlo).

* Cortamos las zanahorias en rodajas finas y los tomates a dados.

* Ponemos las lentejas rojas en una olla y las cubrimos con agua (el doble de volúmen que de lentejas).Cuando empiece a hervir las dejamos 10 minutos a fuego medio. Escurrimos y reservamos.
* Cocemos la quinoa según especificaciones del paquete (suele hacerse igual que el cuscús: el doble de agua que de producto, hervir, bajar el fuego y tapar durante 10 minutos hasta que se absorba el agua).
* Calentamos el aceite en una sartén y doramos el ajo 1 minuto. Incorporamos las zanahorias y los tomates. Espolvoreamos con las especias, añadimos el tomate concentrado y mezclamos bien. Vertemos la leche de coco.
* Bajamos el fuego y dejamos cocer 10 minutos sin tapar.
* Batir hasta obtener un puré granuloso. Añadimos las lentejas una vez batido y mezclamos bien. (las lentejas no se deben batir).
* Servimos el dhal con el cereal (quinoa, arroz...)
* Añadimos 1 pizca de pimienta de Cayena y servimos con pollo asado!!! Ñaaaam!!!

Fuentes: consumer.es y Jeny Carenco

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada