21 agosto 2013

DE VIAJE POR MARRUECOS...


Llevo queriendo escribir esta entrada desde que visité Marruecos el pasado mes de mayo; pero entre una cosa y otra lo he ido dejando y al final se me ha juntado con otros viajes del verano (no os vayáis a pensar que he cruzado el charco, ni mucho menos) en realidad, aparte del viaje a Marruecos, los demás han sido a pocos kilómetros de casa, pero creo que igualmente merece la pena compartir (lo haré pronto).

¿Por dónde empezar? lo cierto es que me he partido bastante la cabeza, llevo días seleccionando fotos, no sé hasta qué punto merece la pena pasar tanto tiempo haciendo algo así pero el pasarme horas ordenando mis fotos, seleccionando las que más me gustan, aprendiendo y descubriendo nuevas facetas de mi cámara y mi ordenador, hace que me sienta realizada y me distrae durante las noches calurosas de verano mientras me acompañan una cerveza bien fresquita, música de fondo y buena compañía... مَعَ السَّلاَمَة al-Hamdu lillah

El viaje a Marruecos fue cortito, 7 días. Nos dio para pasar tres días en Marrakech (ciudad que ya había visitado antes) y el resto en Essaouira + alrededores. Llegamos de noche a Marrakech y por la mañana cogimos un coche dirección a Essaouira, tengo que decir que la carretera y el viaje a Essaouira es precioso, no es que sea un paisaje muy variado, en realidad son casi tres horas de nada pero esa nada va cambiando de energía a medida que te alejas de la capital, sus tonos cambian, los coches se desestresan y la gente cambia sus expresiones. Según te vas acercando a la costa, los habitantes parecen más relajados, más que lo parecen, lo están (claro que esto pasa cuando sales de todas las ciudades del mundo, no?)

Ya desde la ventanilla del avión ves el paisaje marroquí, parece que sobrevueles desiertos y de repente das con un oasis, la ciudad del humo, de los olores y de la magia. Como la mayoría de ciudades del mundo, hay quien las ama y quien no volvería jamás, a mí me enamora, cada vez que he vuelto a Marrakech, me ha gustado todavía más y es que sólo divisarla desde el avión, te llegan sus olores a incienso, curry, comino, té de jazmín... a la punta de la nariz.

De día, Marrakech es una ciudad de color rojo, un rojo que aparece en mil versiones del mismo, lo ves en sus murallas, en la medina, en los palacios, en el suelo... de ahí que se conozca como la ciudad roja. Si llegas a Marrakech de día, te sorprenderá el contraste al ver el atlas, sus montañas de más de 4.000 m (hace 6 años las recorrí junto con unos amigos en un 4x4, ruta muy recomendable para aventureros y amantes de los paisajes). Las cimas del atlas suelen estar nevadas, hecho que choca y contrasta con el desierto que se encuentra a sus pies.

Jemaa-el-fna es su plaza más conocida, donde se encuentra el famoso zoco, un laberinto paradisíaco donde el regateo es obligatorio, no exagero si digo que debéis regatear más del 70% del precio de entrada que os digan. Pero ojo, están muy acostumbrados a turistas que pagan de todo y más y cada vez es más difícil regatear, sólo os digo que un mismo cenicero que compré en el zoco, habiendo regateado casi el 50% de lo que me pedían, lo vi en una tienda del aeropuerto de Marrakech más barato de lo que lo había comprado... pffffff!!!

Después de hacer noche en Marrakech fuimos a Essaouira, paraíso del surf y del kite surf, ciudad amurallada, destrozada pero con un encanto que deja a todos quienes la visitan enamorados de ella. Se ha vuelto muy turística pero todavía está muy lejos de ser Lloret de Mar, así que no os preocupéis y aprovechad para visitarla si vais a Marruecos. Hay muchísimas escuelas de surf y kite surf para principantes pero os recomiendo que bajéis a Sidi Kaouki, yo alquilé una tabla de surf por 2 € todo el día (tengo la suerte de que mi novio ya sabe hacer surf y me enseñó, con mucha paciencia, todo hay que decirlo) pero imagino que si queréis clases de surf también sería baratísimo. Si vais, preguntadle a Víctor de Al Vent, él os dirá unos chicos marroquíes que alquilan tablas y dan clase muy muy baratos.

Otro día visitamos Moulay Bousselham, más paraíso del surf y el kite todavía. Sólo hay surferos pros, nada de principiantes. Allí hay un restaurante con unas vistas únicas desde donde podrás ver a uno o dos surferos disfrutando de las magníficas olas que tiene su playa.

Os dejo con una selección de mis fotografías de mi viaje a Marruecos, pasando por Marrakech, Essaouira, Sidi Kouki, Moulay Bousselham y otras paradas por la carretera marroquí...

Puerto pesquero de Essaouira, a los devotos de Juego de Tronos seguro que les suena este paisaje pues acogió las escenas en las que Daenerys Targaryen lucha por liberar a los esclavos de Astapor.
Os recomiendo que os despertéis a las 5 de la mañana y salgáis a ver a los pescadores como llegan con el pescado del día, una imagen única llena de energía y magia, totalmente indescriptible e inolvidable.

Visita obligada en Esauira (Essaouira): una de las mejores pastelerías del mundo: Pastelería Driss en Essaouira

SIDI KAOUKI, (sur de Essaouira, Marruecos) Nota - tenéis que visitar Al Vent en Sidi Kaouki, restaurante a pie de playa con cuatro mesitas, servido por Víctor, valenciano, paellero y una persona 10! Va al momento a comprarte los ingredientes para prepar una de las mejores paellas que habrás probado en tu vida, créeme!


MOULAY BOUSSELHAM, playa secreta de surferos pro (ssshhhhh)

Tajine de verduras con couscus | Receta en Cocina con BRA


MARRAKECH, capital de Marruecos


Enlaces de interés:
Hotel en Essaouira: La Casa del Mar
Receta de Tajine de verduras con cuscus: Cocina con BRA
Restaurante en Sidi Kaouki: Al Vent
Visita en Sidi Kaouki: Cascadas de Sidi M'Barek

12 comentarios:

  1. Qué buenas fotos, como siempre. Se te ve muy feliz allí.

    ResponderEliminar
  2. Gran viaje!! Gracias por compartir!! Mar *=)

    ResponderEliminar
  3. Qué chulo! este post no lo había visto yo! vaya fotazas

    ResponderEliminar
  4. :0 Marruecos... ¿Qué te pareció su gastronomía?

    ResponderEliminar
  5. Marrakech capital de Marruecos?

    ResponderEliminar
  6. Has reflejado a través de tus fotografías la esencia perfecta de Marruecos. He disfrutado mucho con ellas. No puedo estar mas de un año sin bajar allí, ya que tengo un " mono" enorme cuando no voy y es que ese país engancha de verdad y te hablo de mas o menos 30 años, bajando casi cada año......
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Carolina que bonitas fotos!!..parece que la que ha viajado he sido yo! (mas quisiera yo,jeje)..de mayor quiero hacer fotos como las que tu haces!!..me encantas!!...Besos!!..

    ResponderEliminar