24 junio 2016

Bizcocho de bayas con salsa de cáñamo y chocolate blanco






Cuando me imagino el pastel perfecto, siempre pienso en chocolate y frutos rojos, a nivel visual y estético creo que no se me ocurre nada más inspirador para fotografiar. Esta receta de pastel de frutos rojos con salsa de cáñamo y chocolate blanco, hacía siglos que tenía en mente prepararla, hecha con ingredientes buenos, de los que me gustan a mí, sin harinas ni azúcares refinados, sin huevo, sin lácteos...

A pesar de no llevar los típicos ingredientes de un bizcocho normal, el resultado es infinitamente mejor, no sé si es que yo ya me he acostumbrado a no tomar ingredientes refinados como la harina, pero la cuestión es que cuando tomas un pastel de éstos no tienes esa sensación de hinchazón o pesadez que se te queda cuando tomas uno repleto de azúcares y harinas blancas.

El azúcar que utilizo es el azúcar moreno con stevia, el de la marca Sidul por ejemplo está hecho con azúcar 100% moreno y tiene un 50% menos de calorías que el azúcar normal y por supuesto no está refinado. El sabor final para mí es infinitamente mejor que cualquier azúcar blanco, le da un toque a los postres mucho más natural y aromático.




En cuanto a la salsa de chocolate, no os asustéis con lo del cáñamo. Para los que no estéis acostumbrados a utilizar semillas de cáñamo en vuestra dieta, escuchad esto: las semillas de cáñamo contienen todos diez aminoácidos (EAA) y ácidos grasos (EFA) esenciales para mantener una vida saludable, además que tienen un poder saciante que te hará sentirte lleno y satisfecho durante horas. Podéis espolvorear unas tortitas, fruta fresca, ensaladas, la avena en el desayuno, batidos de frutas... o como hoy, ¡en una salsa de chocolate blanco para el pastel!

Receta de bizcocho de bajas con salsa de cáñamo y chocolate blanco

Ingredientes para el bizcocho

  • 300 g de harina de espelta integral (o cualquier otra harina que queráis)
  • 2 cucharaditas de levadura química
  • 1 cucharadita de bicarbonato de soda
  • 1 cucharada de cardamomo molido
  • 1⁄2 cucharadita de sal fina marina
  • 6 cucharadas (90 ml de aceite de coco virgen extra) + extra para engrasar el molde 200 g de azúcar moreno con stevia Sidul
  • 300 ml de leche (la que más os guste, yo uso leche de arroz o de almendras)
  • 1 vaina de vainilla
  • 1 cucharadita de vinagre de manzana
  • La ralladura de dos limones ecológicos
  • 400 g de bayas (moras, grosellas, arándanos, frambuesas...)

Ingredientes para la salsa de cáñamo y chocolate blanco

  • 50 g de manteca de cacao
  • 75 g de semillas de cáñamo
  • 2 1⁄2 cucharadas de sirope de agave o miel cruda
  • 1⁄2 vaina de vainilla abierta por la mitad, sin las semillas (las sacáis y reservamos)
  • 1 pizca de sal marina fina

Preparación

  1. Precalentamos el horno a 180ºC y engrasamos un molde bundt con aceite de coco.
  2. Tamizamos la harina junto con la levadura, el bicarbonato de soda, el cardamomo y la sal. Mezclamos hasta combinar.
  3. Ponemos una sartén antiadherente a fuego medio y mezclamos el aceite de coco, el azúcar, la leche, las semillas de la vainilla, el vinagre y la ralladura de limón.
  4. Mezclamos los ingredientes húmedos junto con los secos hasta que no queden grumos.
  5. Volcamos la mezcla dentro del molde y horneamos hasta que esté hecho, más o menos durante 1 hora o hasta que al clavar un cuchillo éste salga limpio (amí  me gusta que salga un poquito húmedo, pues luego se terminará de cocer al sacarlo del horno con su propio calor y así queda más esponjoso). Sacamos del horno y dejamos que se enfríe por completo antes de desmoldarlo.
  6. Servimos con las bayas y la salsa de chocolate y cáñamo por encima.
Preparación de la salsa
  1. Fundimos la manteca de cacao a baño maría
  2. Lo ponemos en el vaso del minipimer y trituramos junto con las semillas de cáñamo,
  3. la miel o sirope, semillas de vainilla, sal y 112 ml de agua. Trituramos bien a velocidad
  4. alta hasta que quede una textura suave.
  5. Podemos reservar la salsa en la nevera en un recipiente hermético, si se solidifica
  6. podemos volver a ponerla al baño maría. Servimos siempre a temperatura ambiente.



Por último os quiero animar a que participéis en el concurso Sidul que tengo en instagram, ¡es súper sencillo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada