09 julio 2017

Helado vegano de fresa con pepitas de chocolate

No te asustes si escuchas la palabra vegano y no lo eres. Al contrario, tanto si eres vegano o no, esta receta de helado de fresa con pepitas de chocolate debe convertirse en un must para tu cocina en verano. Mucho más sano que cualquier otro helado, casero o no, este helado triunfa seguro.

En lugar de nata de origen animal, he aprendido y descubierto la nata de coco ¡cómo podía no utilizarla antes! le da un sabor infinitamente más bueno a todos los platos y además no te hace sentir esa pesadez de la nata de vaca, típica sensación de después de tomarte un par (o tres) de bolas de helado. Si sois de los escépticos del coco, os informo que apenas lo notaréis en la receta. Su función es meramente la de darle textura cremosa y suave al helado, ¡el mejor helado vegano que he probado antes!

 














Aquí os dejo con esta deliciosa receta para preparar helado vegano de fresa con pepitas de chocolate. Acordaros de compartir conmigo la receta que hagáis en mi instagram etiquetándome en la foto o mandándome un instagram direct a @carolina_ferrer_

Helado vegano de fresa con pepitas de chocolate

Ingredientes

  • 400 g de fresas cortadas (ecológicas preferiblemente)
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 125 g + 3 cucharadas de azúcar moscobado
  • 1 lata (400 ml) de nata de coco ecológica
  • 1 lata (400 ml) de leche de coco ecológica
  • 2 cucharadas de sirope de maiz (yo compré éste online y me llegó en menos de 24 horas a casa)
  • 1 cucharada de aceite de coco virgen
  • 1 vaina de vainilla cortada longitudinalmente y rascando las semillas (aprovechamos tnato las semillas como la vaina)
  • 140 g de chocolate picado
Material necesario: heladera previamente congelada al menos 12 horas (la mía es muy similar a ésta), bolsas grandes con cierre zip

      Preparación

      1. Mezclamos las fresas cortadas, el zumo de limón y las 3 cucharadas de azúcar moscobado en un bol. Con la ayuda de un tenedor machacaremos las fresas ligeramente. Cubrimos y reservamos en la nevera para que se maceren bien mientras preparamos el resto de la receta.
      2. Calentamos la nata de coco, la leche de coco, los 125 g de azúcar moscobado, el sirope de maíz, el aceite de coco y las semillas de vainilla + la vaina de vainilla en un cazo a fuego medio, removiendo de vez en cuando. Cuando la nata empiece a hervir, retiramos el cazo del fuego. Tapamos y dejamos que repose durante 20 minutos fuera del fuego. Retiramos la vaina de vainilla (podemos aprovecharla para hacer extracto de vainilla, ya os diré algún día cómo hacerlo).
      3. Mientras tanto preparamos un cuenco grande con hielo y agua.
      4. Pondremos la mezcla de la nata + la mitad de las fresas maceradas en una batidora y trituramos bien. Pasamos por un colador y reservamos.
      5. Volcamos la mezcla triturada en una bolsa zip, sellamos y sumergimos en el baño con hielos durante al menos 30 minutos.
      6. Si tenéis heladera (congelada previamente), seguiremos las instrucciones del fabricante para proceder, debería tardar unos 15 minutos hasta logarar una textura de helado suave. Añadimos el chocolate picado y el resto de las fresas (coladas) y seguimos el proceso de la heladera unos 3 minutos más.
      7. Pasamos el helado a un contenedor de helados o un molde metálico (yo utilicé un molde de pastel) y cubrimos con papel film presionando firmemente sobre el helado.
      8. Congelamos durante al menos 4 horas, preferiblemente durante toda la noche y disfrutamos de un helado vegano de fresas, ¡delicioso!




      Receta de helado vegano

      2 comentarios:

      1. me ha parecido estupendo el helado, seguro que esta bien rico.
        donde se compra la nata de coco?
        besos crisylaura

        ResponderEliminar
      2. ¡Pero que buena pinta!! Muchas gracias Caro....tus recetas siempre nos sorprenden :)

        ResponderEliminar