10 julio 2013

Molinos de hojaldre y frambuesa, piruletas


Tras 10 días de vacaciones (lo que viene siendo vacaciones de verdad), es decir, de no hacer nada, de dormir cuando tengo sueño, de comer cuando tengo hambre y de meterme en el mar congelado de la Costa Brava cuando tengo calor... un buen día pensé que quería hacer una meriendo un poco más original que lo que veníamos comiendo esos días, así que rebuscando en mis revistas de cocina, encontré esta receta de Donna Hay súper sencilla, bonita y lo más importante, buenísima!

He querido compartir estos molinos de hojaldre y frambuesa con vosotros, aunque me hubiera gustado hacer más fotos, pero mi querido hijo Lucas (el de las galletas de spiderman)fue más rápido que el obturador de mi cámara y destrozó todos los molinos en menos de lo que canta un gallo, así que os tendréis que conformar con estas fotos que les hice estando tumbaditas en la bandeja del horno recién sacadas de él. Prometo repetir la receta muy pronto y hacer fotos más decentes ;-)


Ahora vamos con la receta, que es más fácil imposible!

Molinos de hojaldre y frambuesa en piruletas

  • 1 plancha de masa de hojaldre (puede ser congelado)
  • Mermelada de frambuesa (unas 10 cucharadas)
  • 1 huevo batido con un tenedor
  • Azúcar blanco para espolvorear

Cómo hacer molinos de hojaldre

  1. Precalentamos el horno a 200ºC sin la bandeja.
  2. Ponemos un poco de mantequilla sobre una lámina de papel de hornear dispuesta sobre la bandeja del horno.
  3. Cortamos el hojaldre en cuadrados iguales, según el tamaño como cortemos los cuadrados saldrán más o menos molinos. Los colocamos sobre el papel de horno.
  4. A continuación, hacemos unos cortes en las diagonales de cada cuadrado, pero sin llegar al centro.
  5. Colocamos unos palos de polo en el centro (en mi caso eran palos de pinchitos morunos, puse dos para que aguantaran mejor a la hora de comer los molinos).
  6. Ponemos media cucharada de mermelada de frambuesa en el centro del hojaldre.
  7. Doblamos las esquinas hacia el centro. Hay que hacerlo con una de cada dos esquinas, para formar las aspas del molino de viento.
  8. Pintamos con el huevo batido con la ayuda de un pincel de cocina (si no lo tenemos podemos mojar papel absorvente de cocina en el huevo y mojar el hojaldre con él).
  9. Espolvoreamos con azúcar blanco y metemos la bandeja en el horno.
  10. Horneamos unos 8-10 minutos o hasta que las aspas aparezcan tostaditas y crujientes.
  11. Es importante, para que los molinos de viento queden bien crujientes, que los dejéis enfriar sobre una rejilla. (En mi casa fue imposible esperar, jeje).
Y aquí una foto de mi viaje a Marruecos de hace un mes, próximo post prometo dedicarlo al 100% a este viaje, os enseñaré la mejor pastelería de Marruecos, ¡comprobado!


Y por último os dejo con la puesta de sol que he estado viendo todos estos días desde casa, ^_^

6 comentarios:

  1. bonitas es poco, me encantan porque son bonitas, porque son ricas, y porque son facilísimas!

    ResponderEliminar
  2. Que chulada!! Me encantan! Tienen que estar muy ricos y ademas quedarian super bien en una cena/comida con amig@s ^^

    Besos

    www.fabricadeantojos.com

    ResponderEliminar
  3. Pues a mí me parecen unas fotos fantásticas profe, jejeje, y me da mucha mucha envidia tus vacaciones. La receta rica rica. Besos. Yolanda.

    ResponderEliminar
  4. ¡Me encantan!
    Los vi la semana pasada por primera vez y me parece chulísimos!!
    Besos,
    Aurélie

    ResponderEliminar
  5. Envidia de receta, envidia de fotos y envidia de vacaciones, ja,ja... Gracias por compartir. Besos, Anna

    ResponderEliminar
  6. Nosotras los hicimos con nutella y están de muerte!! ; )
    http://www.caramelcookie.es/2013/01/18/molinillos-de-hojaldre-y-nutella/
    besos

    ResponderEliminar