19 septiembre 2012

Galletas decoradas con glasa real de bienvenida a un nuevo bebé


Hace ya tres meses que hice estas galletas decoradas, las hice cuando nació el hijo de mi hermano, un bebé precioso y con unos morritos que dejará a unas cuantas sin aliento ;-) de momento nos tiene el corazón robado a toda la familia.

El día que nació, decidí hacer estas galletas que había visto por alguna web  pero ya no me acuerdo dónde, sorry.

La receta de galletas para decorar que utilicé la tenéis aquí.

Para decorar las galletas, hice mi receta de glasa real, donde os explico paso a paso como prepararla. También la encontraréis como receta de royal icing (en inglés).

Lo primero es hacer la masa de las galletas con un par de días de antelación, es importante este dato pues sino la galleta estará demasiado húmeda y la glasa real no quedará del todo perfecta. Utilicé el cortador de bodies de bebé para los bodies y uno cuadrado con ondulaciones para la galleta de bienvenida de bebé.


Empezamos decorando la gelleta delineando el borde (lo siento, no sé qué hice con la foto) se hace con la manga pastelera con una boquilla #2 y con glasa real con consistencia de 10-20 segundos (yo utilizo la de 10 segundos para todo). Enseguida relleno el interior con el mismo color y la misma glasa pero con boquilla #3.
Para los bodies de topitos, hago los topos de otro color justo después de rellenar el blanco para que así queden perfectamente dentro del blanco y no queden topos con relieve. Los hice con la boquilla #2.


Si queréis hacer dibujos en relieve, hay que esperar a que la base se haya secado (un par de horitas mínimo) y luego hacemos los dibujos con glasa real de 20 segundos. Aquí utilicé la boquilla #1, así quedan los dibujos más finos.



con mi sobrino en brazos :D
Y aquí el nuevo príncipe de la casa, que ya casi tiene 2 meses. Enhorabuena sobrino por la familia que tienes, estoy segura de que tendrás la mejor madre y el mejor padre del mundo (esto lo sé porque ha sido criado por la mejor madre del mundo y tiene esa capacidad de amar de la que no todos pueden fardar).

2 comentarios:

  1. Felicidades!!!
    Ser tía siempre es un motivo de alegría, ademas no hay nada comparable a la llegada del primer sobrino. Tu sobrino es una preciosidad y las galletas ni te cuento.
    Tengo que animarme que por tus expectaciones parece fácil, pero claro tu eres una artista.
    Un besazo preciosa

    ResponderEliminar
  2. Me encaaaaaantan!! Son preciosísisisimas!!


    Un beso y enhorabuena!:)

    ResponderEliminar