07 marzo 2014

Tartaletas de limón


Hace cosa de un año hice una pregunta en mi muro de facebook, os pregunté qué postre queríais que preparara y la mayoría escogió: tarta de limón; y, un año después, ¡llegó en forma de tartaletas de limón! Quería aprovechar que tenía estos moldes de tartaletas que utilicé para hacer esta receta de panna cotta de chocolate en el blog de María Lunarillos y qué mejor forma que con una clásica lemon pie ;-)

Esta receta combina sabores dulces y agrio y la podéis adaptar con las frutas cítricas que queráis, como por ejemplo con pomelo, lima, fruta de la pasión... o la fruta que queráis. Hoy os explico cómo preparar la tarta de limón básica adaptada a estas mini tartaletas, pero el método y tiempos de cocción serían exactamente los mismos.

Para leer la receta clica aquí abajo:

Os daré la receta para hacer la clásica pasta brisa pero os voy a confesar que para esta ocasión la he comprado en el supermercado y, oiga, todos encantados. No os diré que siempre hago yo todas las masas ni hojaldres ni nada, porque mentiría, más que nada cuando las encontramos en el súper sin colorantes ni conservantes y que dan un resultado estupendo. En este caso compré la pasta brisa de "La cocinera", que además es apta para veganos (aunque las tartelas luego no lo sean).





Receta de tartaletas de limón clásica

Para la pasta brisa:
  • 225 g de harina normal
  • 125 g de mantequilla fría a dados
  • 80 g de azúcar glas + extra para espolvorear al final
  • 3 yemas de huevo
  • 1 cucharada de agua muy fría
Relleno de limón:
  • 250 ml de nata líquida (35% materia grasa - nata para montar)
  • 2 huevos
  • 3 yemas de huevo
  • 110 g de azúcar super fino (caster sugar - si tenéis thermomix lo picáis durante 5 segundos a velocidad 5 y listos)
  • 125 ml de zumo de limón

Cómo hacer tartaletas de limón

Paso 1: pasta brisa (si la compráis en el supermercado ya hecha os ahorráis este proceso)
  1. Ponemos la harina, mantequilla y azúcar glas en una batidora o thermomix y picamos hasta que la mezcla parezca migas de pan (ojo no se caliente demasiado pues la mantequilla se desharía y no saldría bien).
  2. Todavía con el robot encendido añadimos las yemas de  huevo y seguimos mezclando hasta que se unan bien.
  3. Añadimos el agua fría y mezclamos hasta que se haya unificado la masa.
  4. Pasamos a una superficie enharinada y formamos una bola sin amasar. Aplastamos y envolvemos con film transparente. Metemos en la nevera durante 1 hora.
  5. Estiramos la masa entre dos láminas de papel de hornear antiadherente y estiramos con un grosor de 3mm.
Paso 2: Hornear la masa
  1. Precalentamos el horno a 180ºC. Engrasamos con un poquito de mantequilla nuestros moldes (o un molde de unos 22 cm para una tarta grande), os recomiendo que sea de los que se separa la base.
  2. Ponemos la masa sobre las tartaletas y recortamos alrededor, presionando ligeramente con los dedos contra el molde y pinchamos en la base con un tenedor. Refrigeramos unos 30 minutos.
  3. Colocamos papel de hornear sobre la masa y encima pondremos algún tipo de peso para impedir que al meter las tarlatetas en el horno se infle la masa. Yo he utilizado arroz.
  4. Horneamos durante 15 minutos, quitamos el papel y los pesos (en este caso el arroz) y horneamos durante otros 10 minutos o hasta que la masa esté ligeramente dorada. Reservamos.
Paso 3: Relleno
  1. Reducimos la temperatura del horno a 140ºC. Para hacer el relleno ponemos la nata, huevos, yemas de huevo extra, azúcar y zumo de limón en un bol y removemos hasta que se mezclen los ingredientes.
  2. Colamos la mezcla y la pasamos a un bol limpio. Con una cuchara quitaremos toda la espumita que haya salido y la tiramos.
  3. Pasamos la mezcla a las tartaletas con la masa ya cocida, os recomiendo que tengáis las tartaletas ya puestas sobre vuestra bandeja de horno, así será más difícil que se os vuelque el líquido de la mezcla.
  4. Horneamos a 140ºC durante unos 30-35 minutos o hasta que hayan cuajado.
  5. Dejamos enfriar a temperatura ambiente y pasamos a la nevera hasta que se hayan enfriado del todo.
  6. Podéis servir con un poco de azúcar espolvoreado o con merengue (batís 4 claras de huevo a punto de nieve, cuando ya estén las claras añadís 200 g de azúcar fino de cucharada en cucharada y al final añadís 2 cucharadas de maizena, le dáis un toque de horno cuando lo hayáis puesto sobre la tarta o bien le dais con un soplete).
Receta de Donna Hay

12 comentarios:

  1. Las tartaletas de limón son un clásico y es que están tan ricas que no me canso de prepararlas. Te han quedado unas fotos preciosas, entra hambre solo con verlas. Besos!

    ResponderEliminar
  2. Joo que gusto ver tus recetas, todo tan bonito y con el paso a paso.
    La verdad no sé como lo consigues porque para mí es casi imposible, cocinar y fotografiar y ya hacerla bonita jajajaj misión imposible.
    Eres una artista!!

    ResponderEliminar
  3. Me han gustado mucho! me quedo por aquí ojeando y si te apetece pásate a ver mi blog =)

    http://dulcesplaceres-gema.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. Pues tienen una pinta estupenda y las fotos preciosas como siempre.

    ResponderEliminar
  5. Anda que no!!!! tienen que estar de morir al lado de una tacita de té de las mías. Bsss

    ResponderEliminar
  6. que buena pinta tiene. Me quedo en tu blog como seguidora y te invito a que te pasees por mi blog y tb te hagas seguidora, quieres? http://unmundollamadomay.blogspot.com.es/ un saludo

    ResponderEliminar
  7. Es una de esas recetas que me encantan por lo fáciles de hacer, lo rápidas y lo buenas que están =)
    Me la anoto.
    Un besote!!

    ResponderEliminar
  8. fantásticas , me encantan de limón especialmente y de lo que sean . que buenas
    un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Me encantan este tipo de tartaletas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Hola! Me encanta tu blog...y tus recetas! He hecho varias cositas tuyas y la verdad es que todas han triunfado! Pienso hacer esta tarta mañana, pero tengo que hacer unos recados y me gustaria ir mas desahogadilla, asi que he pensado en preparar hoy la masa para la base y dejarla en la nevera toooooda la noche para mañana hornearla h preparar el relleno. Crees que quedará bien, o sera demasiado refrigerio?

    ResponderEliminar
  12. Como me gusta la tarta de limón y en versión mini quedan monísimas ,nosotras hacemos la clásica con el merengue ,que tú también lo explicas , pero eso del azúcar glas por encima ,a mi concretamente me gusta más ,ya que el merengué lo retiro, ( manías mías ).
    Un besito Carolina y encarnada de conocerte.
    Lourdes

    ResponderEliminar