08 marzo 2017

Tarta crudivegana de chocolate, con avellanas y fresas


Comer sano... creo que es algo que nos preocupa a todos, aunque también nos gusta darnos pequeños placer de vez en cuando, satisfacer esos antojos que nos dan a media tarde por un dulce o chocolate... Hoy, igual que muchas otras veces, os demuestro que es posible, porque esos dulces no tienen porque ser precisamente azúcares o chocolates con grasas saturadas, harinas refinadas, y mil porquerías más que incluso no sabemos ni sus nombres. Esta receta de hoy es una tarta crudivegana de chocolate, avellanas y fresas.

No te asustes al escuchar crudivegano, aunque suene a que vas a comer serrín, nada más lejos de la realidad. Simplemente es que te estarás comiendo algo no cocinado y que además no lleva nada de origen animal. Si lo piensas, tampoco es tan complicado... Lo complicado llega cuando vamos a hacer una tarta de chocolate, con una base que parece la típica base de galletas y mantequilla y la cubierta que parece una mousse.


Esta vez, he tenido una pinche muy especial, ella es Carlota Bruna, prima de Yago. Ella es estudiante de nutrición y dietética, es vegana y tiene un blog precioso donde comparte recetas maravillosas, echadle un vistazo al apartado de recetas y salud. Carlota vino a ayudarme con la preparación de esta tarta y a perfeccionar su fotografía y estilismo, y os digo que no puedo estar más orgullosa de ella, desde ese día, que solo le di cuatro pinceladas de foto y estilismo, creo que ha dado un giro a sus fotos brutal! Así que ya estáis tardando en seguirla (en instagram es @carlotabruna) porque es una maravilla todo lo que hace.





Y ahora vamos con esta receta, que es tan sencilla como tener buenos ingredientes y ponerlos todos bien juntitos y ya:


Receta tarta crudivegana de chocolate y fresas con avellanas

Ingredientes

Para la mermelada de fresas

  • Fresas y arándanos para servir
  • 200 g de fresas o frambuesas (frescas o congeladas)
  • 1 cucharada de sirope de agave o maple syrup
  • 50 g (1/4 de taza( de semillas de chía blancas
Para la base de avellanas
  • 210 g de avellanas
  • 40 g de coco rallado seco
  • 2 cucharadas de aceite de coco
Para la mousse de chocolate
  • 150g de chocolate 70%
  • 400 ml de nata de coco
  • 50 g de aceite de coco

Preparación

  1.  Empezamos preparando la mermelada de fresas (o frambuesas): ponemos la fruta junto con el sirope en un bol mediano y machacamos con un tenedor, añadimos las semillas de chía y dejamos reposar durante 15 minutos para que la chía se expanda (veréis que queda una mezcla gelatinosa).
  2. Para la base de la tarta, pondremos las avellanas, el coco rallado y el aceite de coco en el vaso de la batidora y trituramos bien. Presionamos contra la base de un molde de tarta tatin desmontable, engrasado con aceite de coco. Refrigeramos unos 30 minutos o hasta que la base haya endurecido.
  3. Echamos por encima la mermelada de fresas y dejamos en la nevera otros 10 minutos.
  4. Para hacer la mousse de chocolate, pondremos el chocolate al baño María removiendo hasta que se haya deshecho y esté suave. Retiramos del fuego y añadimos la nata de coco y el aceite de coco, removiendo con una varilla de mano hasta que se mezclen bien. Echamos por encima de la mermelada aplanando la superficie con una espátula y refrigeramos durante 20 minutos o hasta que esté firme.
  5. Retiramos la tarta del molde con cuidado y servimos con arándanos, frambuesas o fresitas por encima.

3 comentarios:

  1. Que buena se ve esta tarta la verdad muy recomendable para poner manos a la obra . Te felicito por el blog y tus recetas .


    extracción de humos

    ResponderEliminar
  2. Que tarta mas buena se me esta haciendo agua la boca.
    Saludos
    Olguis.

    ResponderEliminar
  3. oh... no creo que debieras cocinar con anillos. son un nido de gérmenes.

    ResponderEliminar